viernes, 12 de octubre de 2012

Crítica a las campañas electorales


Esta es mi primera columna para intheclub.cl y es una crítica a las campañas municipales en chile, les dejaré el link por si les gustó y quieren comentar ACÁ

Octubre mes de municipales en Chile, desde hace unos días hemos visto como las diferentes comunas de nuestro país se observan llenas de  propagandas electorales, ¿La razón? El próximo 28 de octubre debemos escoger a nuestros alcaldes junto a su respectivo concejo municipal (concejales) ya es normal que en las calles podamos encontrar rostros gigantes con letras de colores y números que indican su padrón electoral, pero no se observan propuestas, ideas ni proyectos, solo rostros con falsas sonrisas pulcras y vestimenta correcta.
Las campañas electorales en Chile carecen de información, solo nos muestran una rígida imagen de un candidato que no veremos en la papeleta ya que solo aparece un nombre. La Ley sobre transparencia, limite y control del gasto electoral señala que para las campañas de los alcaldes no se puede superar las 120 unidades de fomento, pero claramente los partidos políticos se las ingenian para justificar esos gastos como “Donaciones por parte de los particulares” ¿Qué mejor para realizar una campaña que donar ese dinero o generar una obra social en vez de un show exclusivo de campaña?, hemos sido testigos que durante el período de elecciones los candidatos realizan el llamado puerta a puerta, recorren calles prometiendo mejoras y fingen escuchar a la gente y una vez que logran el puesto solo los vemos en entrevistas y páginas sociales.
También es una realidad que todo ese dinero que se gasta en imágenes y que repleta las calles son dineros mal utilizados, soy un convencido que las propagandas electorales llamadas gigantografías solo ensucian el panorama, ya que es habitual verlas rayadas o destrozadas por miembros del comando contrario del candidato y recordemos que La Ley nº 18.700 PROHIBE los rayados de muros, la utilización de propaganda electoral en postes y que cuelgue sobre la calzada. Sin embargo, no creo tener problemas de vista, para darme cuenta que de los postes de mi ciudad cuelgan cientos de afiches. ¿No sería mejor un cambio a la ley sobre votaciones populares y escrutinios? Sobre todo en lo referente a campaña electoral, en esta nueva década hemos observado como Chile ha crecido en materia de tecnología, comunicaciones y Redes Sociales, es habitual ver que una amplia mayoría de la población tiene acceso a esta nueva información, ¿Y si eliminamos las gigantografías y llamamos a debates? ¿Y si en vez de ensuciar las calles con sus fotos, mejor los candidatos nos presentan sus proyectos a través de medios digitales? Yo no quiero ver más mi espacio atestado de basura visual, una modificación a La Ley que prohíba y reforme esta clase de propaganda es lo que necesitamos como sociedad.

1 comentario:

  1. Atroz! Perdone la expresión señor abogado, pero me tienen chata de sus weás de afiches! No hay nada tan feo como caminar por una ciudad llena de basura electoral!
    Completamente de acuerdo contigo, ojalá todo esto termine migrando a plataformas digitales que nos permitan conocer más a los candidatos y a sus prpopuestas, porque al menos yo, no estoy ni ahí con votar por la corbata o el collarcito de X viejo.
    Felicitaciones por la columna!

    ResponderEliminar